Descubre los principales síntomas de retraso madurativo en niños: Guía completa para padres preocupados

¿Qué es el retraso madurativo en los niños?

El retraso madurativo es un trastorno del desarrollo que afecta principalmente a los niños. Se caracteriza por un retraso en el desarrollo psicomotor y en la adquisición de habilidades, en comparación con otros niños de su edad.

¿Cuáles son los síntomas de un niño con retraso madurativo?

Los síntomas del retraso madurativo pueden ser variados y dependen de la edad del niño. A continuación, se describen los signos y síntomas más comunes:

En niños de 0 a 2 años:

  • Retraso en la adquisición del control cabeza-cuello. El niño no sostiene la cabeza en posición vertical cuando está sentado o acostado.
  • Retraso en la adquisición del control tronco. El niño no se sienta sin apoyo o no mantiene una postura estable cuando está sentado.
  • Retraso en la adquisición de la marcha. El niño no se mantiene de pie sin apoyo o no camina de manera autónoma.

En niños de 2 a 5 años:

  • Retraso en el lenguaje. El niño no habla o utiliza un número limitado de palabras.
  • Retraso en la adquisición de habilidades sociales. El niño no juega con otros niños o no muestra interés por las actividades sociales.
  • Retraso en la adquisición de habilidades motrices finas. El niño tiene dificultades para agarrar objetos pequeños o para realizar movimientos precisos con las manos.

En niños mayores de 5 años:

  • Bajo rendimiento escolar. El niño tiene dificultades para aprender y para seguir el ritmo del resto de los alumnos.
  • Retraso en el desarrollo cognitivo. El niño tiene dificultades para comprender determinados conceptos y para razonar adecuadamente.
  • Dificultades en la coordinación motora. El niño tiene torpeza y problemas para desarrollar habilidades deportivas.

¿Qué hacer si se sospecha un retraso madurativo en un niño?

Ante la sospecha de que un niño pueda tener un retraso madurativo, es fundamental acudir al pediatra para una evaluación. En función de los resultados, el profesional determinará si es útil remitir al niño a un especialista en desarrollo infantil.

Es importante tener en cuenta que, si se detecta un retraso madurativo, la intervención temprana mejora significativamente los resultados a largo plazo. Por esta razón, cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?