Aprende cómo comunicarte efectivamente con alguien que tiene Disfemia

Introducción

La disfemia, también conocida como tartamudez, es un trastorno del habla que afecta a muchas personas en todo el mundo. Aunque no es una enfermedad grave, puede ser muy frustrante y angustiante para quienes la sufren. Si conoces a alguien que tiene disfemia, puede ser difícil saber cómo hablar con ellos sin hacer que se sientan incómodos o avergonzados.

Consejos para hablar con una persona con disfemia

1. Sé paciente

Una de las cosas más importantes que puedes hacer cuando hablas con alguien que tiene disfemia es ser paciente. Es posible que la persona tartamudee o tenga problemas para encontrar las palabras adecuadas, así que tómate el tiempo para escuchar con atención y deja que termine de hablar antes de responder.

2. No hagas suposiciones

No asumas que sabes lo que una persona con disfemia está tratando de decir. Si no entiendes algo que han dicho, pídeles que lo repitan o que lo expliquen de otra manera. No trates de terminar sus oraciones por ellas

3. No te concentres en la disfemia

Aunque es importante ser consciente de la disfemia de alguien cuando hablas con ellos, no te centres demasiado en ella. Trata de concentrarte en lo que están diciendo en lugar de cómo lo están diciendo. Esto les permitirá sentirse más seguros y cómodos hablando contigo.

4. Haz preguntas abiertas

En lugar de hacer preguntas cerradas que puedan requerir una respuesta simple de «sí» o «no», haz preguntas abiertas que les permitan a las personas con disfemia expresarse de manera más completa y sin presión



Listas en HTML

Lista numerada

  1. Escucha con atención
  2. Sé paciente
  3. No hagas suposiciones

Lista con viñetas

  • No te concentres en la disfemia
  • Haz preguntas abiertas
  • Respeta su ritmo al hablar

Conclusión

Hablar con una persona con disfemia puede parecer desafiante, pero no tiene por qué serlo. Con un poco de paciencia y sensibilidad, puedes comunicarte eficazmente y hacer que la persona se sienta cómoda y respetada. Recuerda: escucha atentamente, no hagas suposiciones, haz preguntas abiertas y respeta su ritmo al hablar. Al seguir estos consejos, estarás en camino a una comunicación positiva y efectiva con la persona con disfemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?